miércoles, 10 de octubre de 2012

Chapter 12

Voy al parque donde estábamos antes. No le puedo negar nada a Sam, y mucho menos después de todo lo que ha hecho por mí desde el día en el que le conocí. Ha sido uno de mis mayores apoyos, así que, sabe que siempre que me necesite, estaré.

Llego al parque y veo a las chicas en una esquina. Susan viene corriendo.

- Holly, se acaba de ir, decía que no iba a esperar más. Se ha ido llorando, no sé que puede pasarle -tenía el rostro muy tenso, lo que me preocupa, me asusta pensar que pueda ser algo más serio de lo que creía.

Le doy las gracias y mientras estoy marcando su número me llega un mensaje.


A las 11 en tu portal. Sam. 

Breve. Demasiado breve para lo que es Sam. ¿Que demonios le puede pasar? A las 11. Es tarde pero me escaquearé, le diré a mi madre que voy a tirar la basura. Sí, esa es una buena idea. 

Voy camino a casa, pero quiero pasar antes por el parque para estar un rato con las chicas. Llego y están solo Sophie y Susan. Me quedo con ellas, charlando. 

- Holly, no sé, pero yo creo que a Sam le gustas -dice Sophie.

- Y que justamente por eso está así -acaba la frase Susan. 

Me hace gracia, siempre se acaban las frases mutuamente. Yo creo que se leen la mente o algo, es increíble. 

- Ten cuidado, Sam nunca se pilla por nadie así que podría ser peligroso -dice Susan. 

¿Peligroso? ¿Peligroso por qué? Bueno, estoy ya demasiado cansada para pensar nada. 

- Estamos aquí siempre que nos necesites -dicen las dos, casi al unísono. 

Les doy un par de besos a cada una, dos pedazo abrazos y sobretodo, las gracias. No tienen porque ayudarme, apenas me conocen, pero aún así lo hacen, y eso es de valorar. 

Llego a casa y mi madre me dice que ha llamado Katy hace media hora. Subo las escaleras para llegar a mi habitación. Son las 10 y media, me da a mí que hoy no ceno, pero vamos, que tampoco tengo nada de hambre. Llamo a Katy pero no coge...vaya. 

Las 11 en punto. Estoy temblando. Cojo la sudadera y bajo. 

- ¿A donde vas a estas horas si puede saberse? -grita mi madre, con ése tonto, tan suyo...

- Saco la basura y vuelvo -digo mientras salgo por la puerta, antes de que le dé tiempo a decirme que no. 

No hay nadie. Las 11:05. Veo una silueta a lo lejos. ¿Será Sam? Sí. No me hace falta verle mucho más para saberlo. Se acerca, sigiloso. Se queda a mi lado, un rato, callados los dos. 

- ¿Nos sentamos ahí? -dice, señalando a un banco que hay cerca de nosotros.

- Por supuesto -digo, mientras voy andando hacia él. 

No habla, y yo me empiezo a poner nerviosa. Muy nerviosa. 

- No estoy bien, Holly -dice. 

Aleluya, por fin suelta algo. Pero no es bueno, así que tampoco se yo que hacer ni decir. No soy muyy buena en éste tipo de situaciones. 

- ¿Qué te pasa Sam? Sabes que siempre voy a estar ahí, como tu lo estás siempre.

- Seré claro. ¿Tienes algo con Josh? Me han dicho que has estado con el ésta tarde. 

¿Josh? ¿Yo? Que dice éste ahora...Madre mía. 

- Por supuesto que no, Sam. Tenía un problema, lo estaba pasando mal y ha acudido a mí, nada más. ¿Por qué estás mal por eso? Es absurdo...Yo y Josh...No tiene ni pies ni cabeza.

- Me pongo así porque no te quiero perder, Holly.

- Y no lo harás, Sam, nunca. Porque tú apostaste por mí cuando llegué aquí. Y siempre seguiré contigo. No lo dudes nunca más, ¿estamos?

Veo por el rabillo del ojo que sonríe, y sonrío yo a la vez. Me abraza. Y le abrazo. Le quiero mucho, y lo sabe. Pero no entiendo que se haya puesto así por esa tontería. No le doy más vueltas. Estoy demasiado cansada. Nos quedamos unos 20 minutos más, hablando de todo en general. Cuando me tengo que ir me acompaña a casa. Pero vemos a Katy asomada en su balcón. ¿A ésta que le ha dado ahora?

- Holly, sube, ¡es muy importante! -chilla Katy. 

Sam sonríe, y me da un beso en la mejilla. 

- Hasta mañana honey -dice. Y sonrío si quererlo. 

3 comentarios:

Unbroken Girl dijo...

aww que lindo Sam, quiero mas :3

Anónimo dijo...

Assfgtewdf me esta gustando muchisimo la novela ** @laurabm__ un beso

Maribel. dijo...

no me dejes así :c.
sube pronto.