domingo, 30 de septiembre de 2012

Chapter 11.


Voy corriendo hacia  donde hemos quedado. Después de todo lo que ha hecho el por mi que menos que ayudarle o escucharle cuando lo necesite. Siempre me ha sacado una sonrisa y ha conseguido que todo parezca fácil. No quiero que esté mal, y mientras esté en mi mano, no lo estará jamás.

Le veo ahí, apoyado contra la pared. No parece Josh. En vez de la sonrisa que tiene siempre, ahora se muestra cabizbajo. Me acerco a el y le abrazo. Tiene los ojos rojos, como si se hubiese pasado el día llorando, pero no lo menciono. Supongo que a nadie le gusta que le digan cosas que ya saben, por lo que me limito a seguir abrazándole.

Nos sentamos en un banco. A estas horas el parque está prácticamente vacío, a excepción de un vagabundo que duerme tres bancos más allá. No sé que le ha podido pasar a Josh para que esté así, de verdad. Jamás me lo hubiera podido imaginar. Está destrozado. Pero… ¿por qué? No le voy a preguntar nada, cuando el se muestre con fuerza suficiente ya me lo dirá. Nos quedamos callados. Yo le agarro la mano y de vez en cuando le abrazo.

-  Estoy aquí para todo. Lo sabes, ¿no? –le digo, mientras le agarro fuerte la mano.

El ha hecho tantísimas cosas por mi, que verle así me parte el alma.

-  Lo sé, Holly, por eso he acudido a ti –dice sin levantar la mirada del suelo.

Nos quedamos en silencio, otra vez. No calculo bien el tiempo pero me da que llevamos así unos 10 minutos, más o menos.

Me llega un mensaje al móvil. Es de Susan.

¿Dónde estás? Sam te busca. Quiere hablar contigo. Parece preocupado.

No me lo creo. Todo a la vez no, por favor. Bueno, lo primero es que Josh esté bien, luego ya lo demás. Pero… ¿y si Sam está mal? Tampoco podría permitírmelo…

-  Es por Kate –dice de repente Josh.

Kate…hacía meses que nadie le llamaba así, a excepción de su madre.

-  Holly, sigo enamorado de ella –le veo decir mientras no deja de mirar al suelo.

-  Eso no tiene porque ser malo Josh, sinceramente yo creo que a ella le sigues gustando, de verdad –digo con intención de animarle.

-  Pero si que es malo si se lió con uno de tus mejores amigos… -dice mientras me mira, llorando.

Mierda, Harry… por eso no se saludaron…por eso había ese mal royo entre ellos.

-  ¿Harry? –pregunto sabiendo la respuesta.

-  Sí, Holly, sí. Y no sabes lo duro que es. Llegar a casa y oír ruidos en el piso de arriba. La risa de tu novia, ¿cómo confundirla? Y que esté en la cama con él, uno de tus mejores amigos… Con el tiempo perdonas, porque no te queda otra opción. Él es tu colega y de ella pues sigues enamorado… Pero no dices nada, por miedo. Miedo de que te vuelva a engañar, o tal vez miedo a no gustarle. Miedo a que nada sea como antes.

-  Pero, te sigues llevando bien con los dos, ¿no?

-   Claro, ¿qué más podía hacer? –dice mirándome. Me duele tanto verle así…

Le abrazo. Le vuelvo a abrazar. Nos pasamos así unos 15 minutos.

-   Josh, mira, eres un tío grande. Enorme, en mi opinión. Has hecho algo que yo no habría podido. Pero tú lo has conseguido. Harry sabe que eres un buen amigo, sinceramente no creo que haya nada entre ellos, solamente indiferencia. Pero contigo es diferente, Josh. Le veo como te mira, y esas cosas se notan, de verdad. No te lo digo para que sonrías, ni mucho menos, porque sabes que no soy así. Te lo digo porque lo pienso. Estoy convencida. ¿La quieres? Lucha por ella. Lucha con todas tus fuerzas y la tendrás, Josh. Ya verás.

Sonríe y me abraza. Así me gusta verle. Se seca las lágrimas y me da las gracias. Supongo que por eso no le presentaría a los demás chicos…Vete tú a saber.  

-  Me tengo que ir –dice, sonriendo. Lo que me llena de satisfacción.

-  Claro, cuando quieras, ya sabes donde estoy –le digo, dándole un beso en la mejilla.

Me vibra el móvil. Un mensaje. De Sam.

¿Puedes venir? Me gustaría hablar contigo Holly…

2 comentarios:

Maribel. dijo...

Jo, pobre Josh.
¿Y Sam? ¿Qué querrá?
Sube pronto :_

Anónimo dijo...

Jdr vaya pobre Josh ... haber lo que pasa jaja me esta encantando la novela^^