sábado, 15 de septiembre de 2012

Chapter 8.

Lo siento mucho por tardar tanto en subir capítulo chicas, espero que éste os guste.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Me giro y veo a Josh. No sé como nos ha podido encontrar con la de gente que hay, ni como narices ha sido capaz de llegar hasta donde estamos nosotras dos sin que nadie le reconociese. Claro que esas gafas Rayban y esa gorra azul le habrán servido de ayuda.
-¿Queréis veniros a dar una vuelta, lejos de tanta gente?
-¡INCREÍBLE, PERFECTO, ESPECTACULAR!- chillo yo sin poder parar de sonreír.
-Gracias Holly, de corazón, pero baja la voz por favor.
-Lo siento- digo, sin poder pensar con claridad si todo esto está pasándome de verdad.
-¿Venís o no?- repite Josh mientras nos mira.
-Claro, por supuesto, ¿como no íbamos a ir?- contesto yo sin ni siquiera pensar en Sam y en su fiesta.
Vamos caminando, no he estado nunca en estas calles pero es lo de menos. En estos momentos me da todo igual, solo soy capaz de sentir felicidad en mi interior. Ganas de saltar, chillar, gritar y volver a chillar. Es absolutamente increíble. Katy también está feliz. Le gusta estar con Josh, lo noto. Hacen muy buena pareja, la verdad. No sé porqué acabaría su relación...Quién sabe, esas cosas suelen pasar. Pasamos por un bar, suena Crazy de Simple Plan y no puedo evitar sonreír. Todo lo que ha cambiado mi vida de unos meses aquí. Es demasiado raro todo. De vivir en una pequeña ciudad de España a vivir en Londres. De mirar a mis ídolos en los posters de mi habitación a tenerlos a unos cuantos metros. De oírlos con los cascos a tenerlos tocando en directo. De mis amigos de toda la vida a mis nuevos amigos. ¿Quién me lo iba a decir a mi?
Llevamos andando unos 10 minutos, calculo yo, aunque nunca he sido muy buena en eso de calcular el tiempo.
-Por aquí a la derecha- dice Josh.
-¿A dónde nos llevas?- pregunto sin poderme aguantar la intriga.
-En cinco minutos tendrás tu respuesta, pequeña impaciente- me dice y sonríe. Tiene una sonrisa perfecta. Cada vez que el sonríe, sonríe Katy. Van en cadena. Me gusta verla tan feliz. Esto lo tengo que hablar con ella, sin falta. Mañana tal vez...
-Es aquí- dice y abre la puerta.
-¿Es aquí el que?- pregunto ansiosa.
Él no contesta y abre la puerta. Es un chalet, es enorme por fuera, por lo que supongo que por dentro será parecido.
-¿Es tu casa?- pregunto.
-Más o menos- contesta.

Abre una puerta y veo que aparece Liam. No me lo puedo creer. No me lo creo. No puede ser. Imposible, me digo a mi misma. Estás soñando, Holly, me repito. No te emociones por qué despertarás en tu cama otra vez.
-Hi- dice, como si nada. Es ésa voz. La voz que he oído millones de veces, por twitcams, por canciones, por entrevistas, por todo... No puede ser. Sonríe. Se acerca  a Katy a mi. Me tiemblan las piernas. No las noto. En nada caigo redonda al suelo. Me da dos besos mientras me abraza. Soy incapaz de reaccionar. Me acuerdo que les gusta que sus fans, por muy fans que sean, actúen con normalidad. Soy incapaz en estos momentos de actuar con normalidad. Incapaz. Veo a Katy a mi lado. Está como yo, más o menos. Joder, se me escapa una lágrima. No, por favor. Normalidad. Por favor. Sin pensarlo le doy otro abrazo a Liam. Cuando me alejo un poco, le miro y le sonrío.
-Thank you- le digo. No soy capaz de más. Ellos cinco han hecho tanto por mi que podría escribir un libro con todas las cosas que tengo que agradecerles, con todas las cosas que me han enseñado, con todos los momentos en los que me han ayudado... Me quedo quieta, sonriendo.
El no para de sonreír, he visto esa sonrisa millones de veces. No me lo creo. No puedo.
Josh nos mira y sonríe.
-¿Os ha gustado la sorpresa?
-¡Me ha encantado!- le digo mientras le abrazo. -Es lo más bonito que han hecho por mí, de verdad.

Josh va a contestar algo cuando se vuelve a abrir la puerta. Como sigamos así, a mi se me para el corazón, lo puedo jurar. Veo unos rizos, no me alcanza a más la vista, pero tampoco necesito más para saber a quién pertenecen esos rizos. Hazza. No puede ser. Son las tres palabras que más veces me he repetido a mi misma desde que estoy en Londres.
-Heeeeeello- dice sonriendo. Nos tratan como si nos conociesen de toda la vida, y eso es algo que me encanta. Se acerca a mí. Se me acelera el pulso, mucho, demasiado. Me da otros dos besos y sonríe. Dios, su sonrisa. Veo que no saluda a Katy y se me hace muy raro, pero estoy tan eufórica que no le doy más importancia.

Oigo ruidos en el piso de arriba y veo que bajan por las escaleras Zayn y Louis. Es demasiado bonito todo como para que sea cierto. Otros cuatro besos y dos abrazos. Sigo sin notar las piernas. Josh nos invita a sentarnos en el sofá y nos ofrece bebida. Katy y yo aceptamos y nos ponemos los siete a hablar. Nos cuentan como han vivido el concierto de hoy mientras Katy y yo les damos nuestras perspectivas. Me pregunto porque Josh no le habrá presentado a los chicos antes a Katy... Bueno, en estos momentos solo me importan ellos cinco, Lou, Zayn, Harry, Liam y Josh... Un momento, ¿donde está Niall?
Antes de que me dé tiempo a preguntarlo ya tengo respuesta...

3 comentarios:

Katie dijo...

Ahhhhh tia, me matas con todas las intrigas que dejas al final de cada capítulo, akdjhfjf. Siguienteeeeee <3
@myhoranwish

carmendav dijo...

Pero como puedes parar ahí por dios!!!!!! Q me dejas siempre intrigada para cuando el siguiente??? Pronto porfaa

Holly Christie dijo...

Ahora mismito amores, gracias por leer, en serio<3