martes, 28 de agosto de 2012

Chapter 4.

Hace ya dos semanas que Katy me presentó a Josh y parecía que había sido ayer. Fue increíble, yo casi ni podía hablar por los nervios. Era él, el amigo de mis cinco ídolos...Le había visto tantas veces en fotos y vídeos...y ahí lo tuve, delante de mi, tres horas. Después de ese día hemos vuelto a quedar varias veces los tres, y es genial. El martes pasado estábamos en un café y tuvimos que salir corriendo porque se nos abalanzó un grupo de unas 15 chicas, de 13 a 17 años todas. Fue muy divertido. Otro día unos paparazzis le empezaron a interrogar sobre Niall, Zayn, Harry, Louis y Liam. Me lo paso bien con Katy y con el. Me hacen olvidarme de donde estoy y el tiempo se pasa volando, por lo que intento estar con ellos cada vez que tengo un rato, sobre todo con Katy, que me ha sorprendido muchísimo, y para bien. Es una chica encantadora, siempre está dispuesta a ayudar. Ayer fuimos las dos de compras para mañana, que es mi primer día de colegio. Me quedan solo dos años para ir a la Universidad y estoy ya nerviosa. La escuela a la que voy a ir se llama Sevenoaks School, está situada en un pueblito de Kent. Mi madre está empeñada en que es una de las mejores que hay así que ya no le contradigo. Estoy en mi habitación, tumbada en la cama y suena Nobody's home, de Avril Lavigne. No puedo evitar acordarme de los míos. Estoy demasiado cansada, lo mejor será descansar, que mañana me espera un día duro...

...

-Holly, a despertar- dice mi madre mientras ya ha dado todas las luces de la habitación. Odio que me despierten así, y lo sabe. Me visto rápido y bajo a desayunar aunque no tengo nada de hambre, siempre que estoy nerviosa se me quita. Al salir de casa me espera Katy, que viene a mi mismo colegio y vamos juntas a la parada del bus. Me encantan los buses de Londres, tan grandes, tan rojos.
Al llegar al colegio Katy me acompaña a mi clase. Es un aula pequeña, somos unos 20 alumnos. Paredes blancas, unas cuantas mesas en medio de la clase, una pizarra verde al frente de la clase y la mesa del profesor. Me siento en una mesa de dos que está vacía. Empieza a entrar todo el mundo ya, hablando, riéndose, vale, Holly, tranquila...
Veo que se acerca un chico y...no, no puede ser...se sienta a mi lado. Con una enorme sonrisa me pregunta:
-Hola, ¿como te llamas? Yo soy Sam.
Todo esto en inglés claro, así que sonrío y contesto:
-Llámame Holly, encantada.
Y así hemos empezado a hablar, le he contado que soy española y que a mi madre le dio por mudarse, el me ha contado que vive aquí desde siempre y alguna que otra cosa más que ya no recuerdo. No me caracterizo por una buena memoria, la verdad. Parece simpático. Me ha invitado a salir esta tarde con sus amigos, la verdad, no tengo plan mejor, pero me da mucha vergüenza, aunque he aceptado de todos modos: Y suena el timbre, ¿ya? Me dirijo al comedor, como el resto de alumnos, intentando buscar a Katy para contarle mi mañana, pero no la encuentro por ningún lado. De repente alguien me agarra por detrás, muy fuerte. Me giro, pero...¿quién...?

4 comentarios:

Lucía dijo...

PEro ¿Eso digo yo?¿quien es? dios no puedes dejarme con esa duda ehhh quiero mas mas mas mas y mas, me encanta me encanta klsdbngjkfs.

Simplemente Balma. dijo...

Acabo de leer los cuatro capítulos y me han encantado, sigue así que está geniañ. Tengo ganas de leer más, shdcvkiaes. Avisame por fav. Un beso, @feelyourdream.

Zulee Hernandez dijo...

Me acabo de pasar por tu blog i me encantaa. :) sigue asi porque asi seguro que llegaras muy alto.. :) te dejo mi blog por si te quieres pasar y dejarme un comentario :)
http://unavidaecharelato.blogspot.com.es/

Holly Christie dijo...

Muchísimas gracias a las tres, Lu, ahora me pongo y subo, y ahora mismo te sigo en twitter @feelyourdream y mil gracias, y ahora me paso por tu blog zule<3