domingo, 26 de agosto de 2012

Chapter 1.


-Mamá me niego a mudarme- fue lo primero que dije al recibir la noticia, pero claro, cuando mi madre toma una decisión ya no había nada más que hacer, estaba decidido, nos mudábamos las dos a Londres.
Siempre me había gustado Londres, pero aquel año acababa de empezar a salir con un chico, llevábamos 7 meses y me llevaba gustando desde preescolar, además estaba mejor que nunca con mis amigos, por lo que cuando mi madre me dio la noticia fue como un jarro de agua fría. Estaba decidida a hacer lo imposible por quedarme.

2 MESES DESPÚES

La maleta está acabada y mi ánimo por el suelo. Ayer mis amigos me hicieron una fiesta de despedida. Allí estaban todos, con pancartas y globos, dispuestos a decirme adiós. Había hecho todo lo posible por quedarme pero mi madre es la persona más cabezota que hay, por lo que mis esfuerzos fueron en vano. Álex, el chico con el que estaba, me prometió que seguiríamos en contacto, pero yo no soy de esas que creen en el amor a distancia, ni en nada parecido. Soy bastante poco romántica, la verdad. No creo en el amor, ni en que nada sea para siempre, por lo que mi relación con Álex acabaría ahí, por mucho que me doliera, era algo que tenía claro. Con mis amigas era diferente, y por mis amigas me refiero a mis dos mejores, no soy de ésas que a todo el que conocen le califican de amigo, porque me parece bastante absurdo. “Los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano” me dijo una vez mi madre, y es que es cierto, con el tiempo te vas dando cuenta. Con ellas seguiré en contacto, aún sabiendo que ya no será lo mismo. Pero no me queda más remedio que ir asumiéndolo.
Tengo el vuelo a las 5,  por lo que tendré que estar en el aeropuerto sobre las 3. Me despediré también de mi padre, que se queda aquí. Lo último que me apetece ahora es coger ese maldito avión. Voy a poner música, que creo que es lo único que me puede animar ahora. 

...

Estoy sentada en el asiento del avión, mi madre me ha dejado el lado de la ventanilla, lo cual ha sido un detalle, porque sabe que me encanta. No quiero que despegue nunca, solo quiero despertar y que todo haya sido un sueño. Tengo delante a dos azafatas indicando, en un aburrido discurso, cuales son las salidas de emergencia. Y ya despega. Me pongo los cascos a todo volumen mientras intento pensar en otra cosa, pero, ¿en que otra cosa voy a poder pensar? Suena The Script, lo cual en estos momentos, es lo único que me anima un poco. Para cuando me doy cuenta ya estamos aterrizando. En menos de lo previsto estamos camino a nuestra nueva casa en un taxi negro, siempre me han gustado los taxis de Londres, son muy grandes y no tienes que ir tan apretado como en los de España. Aquí hay demasiada gente, mires a donde mires hay gente y es algo que no me gusta demasiado, dado que las aglomeraciones me agobian. Mi madre está demasiado contenta, pero yo no se que hacer... esto será difícil, pero bueno, ya está hecho y no hay vuelta atrás. En dos semanas empiezo las clases, y la verdad tampoco me importa demasiado, porque domino bastante el inglés, pero será muy diferente a lo que dejo en España, para bien o para mal.
Bien, por fin llegamos a casa, es una casa grande, o por fuera por lo menos lo parece. La puerta de la entrada es muy grande, de madera vieja, antigua. Tiene dos pisos, y es muy espaciosa. Paredes blancas y suelo de madera, nada de moqueta, gracias a Dios. Mi cuarto está arriba y ahí es donde pretendo encerrarme según tenga la mínima oportunidad. Subo las escaleras con la maleta, vaya, como pesa... Es grande, tiene una cama en medio, una alfombra verde y un armario alto junto a una mesa de escritorio. Mi madre me ha prometido que iremos a comprar cosas para la casa esta semana. Quiero una lámpara para mi habitación urgentemente porque del techo lo único que cuelga es una bombilla que no funciona. Me tumbo en la cama dispuesta a quedarme ahí para siempre, cuando oigo a mi madre gritar...
-Cariño, ven que te tengo preparada una sorpresa.
¿Que demonios podrá querer ahora?

4 comentarios:

Lucía dijo...

Cariñooooooo, me ha gustado mucho el primer cap de verdad, ¿me avisaras cuando subas? ¡jopetas! ya quiero leer el siguiente y saber cual es esa sorpresa kjsbvdgudif te quiero Stana.

Holly Christie dijo...

Claro que te avisaré gordita, y la sorpresa tendrá que esperar, pero no mucho porque estoy inspirada :) te quiero mi Sele.

Maribel Forcada. dijo...

Oh, me gustó mucho *-*
Digo lo que Lucía, estoy deseando saber qué es la sorpresa ksjdfsdf :|
Avísame a mí también cuando subas, si no es molestia :]
Te quiero.

Holly Christie dijo...

¿molestia? es un placer mi niña, jo, como te echaba de menos, os quiero chicas, sois geniales, he dicho.